Indignación (2008) Philip Roth 

Indignación es la historia -o el contaste recordar- de Marcus Messner, un joven de 19 años: hijo de carniceros Kosher, de familia tradicional judía vive desde que nació en Newark pero que decide cursar su segundo año universitario a kilómetros de la cerradura de su hogar en la conservadora y religiosa Universidad Winesburg. Estamos a inicios de los 50’s  y E.E.U.U está en plena guerra con Corea, miles de jóvenes sin estatus económico, sin oportunidades, sin estudios van al frente a morir. Supongo que por esa razón, el padre de Marcus se vuelve temeroso, obsesivo, sobreprotector y  agobia o castiga a su hijo ante cualquier indicio que lo pueda conducir a la muerte.  Tímido, poco sociable, vulnerable Marcus intenta dar frente a todas las represiones que una Universidad, un país conservador, racista, de doble moral y opresor puede ofrecer. Da todo de si para sobresalir en sus calificaciones pero nada es suficiente para el sistema. Cada decisión que toma, es para salvar su pellejo, como todo joven desea independizarse, explorar su sexualidad (Marcus entra en un dilema existencial gracias a una mamada) y dar un salto a la adultez. Todo el libro destila muerte, indignación, sexo, muerte, indignación, sexo… Tengo varias partes que he subrayado y doblado las hojas, me gustó cuando Marcus enfrenta al tutor, y cuando el director los sermonea  después de la guerra de las bragas (algo que no le encuentro, todavía, mucho sentido) sentí que era la propia indignación de Roth hacia E.E.U.U

Hace un tiempo leí El Mal de Portnoy de Roth y fue la clase de libro que me dejó con sentimientos encontrados; lo había disfrutado tanto y la vez me desagradó y me hizo sentir incómoda. No pude terminarlo pero la prosa de Roth me enganchó y no dude en darme una oportunidad con Indignación. Me ha encantado, y aunque para muchos de los lectores de Roth ha sido más de lo mismo o aburrido, la verdad que me llega al útero. Disfrute mucho este y seguro disfrutaré mucho más sus otros libros.

Al terminar de leerlo me puse a pensar en todas las cosas que me causan indignación ; la inseguridad en mi país, la corrupción, la falta de ética y humanidad de las autoridades, el alto índice de feminicidio -motivo por el cual se realizó la más multitudinaria marcha en todo el Perú- la educación, la falta de inclusión,y un largo etc. Pero sobre todo me indigna la hipocresía y el conservadurismo en el que vivimos cada día, que hacen de este, un país enfermo, como un chip implantado en lo más hondo de nuestro ser. Un país que se considera laico, pero que sus autoridades imponen sus creencias religiosas e ideológicas sobre el pueblo. Dónde un cardenal tiene tanto poder o más, que el actual presidente.
Respondona soy, respondona siempre. ¿Cómo podríamos ser libres de todo ello? Si dónde sea que vayamos todo esta infectado de corrupción ¿la reconoceríamos? ¿lo señalaríamos con el dedo? INDIGNACIÓN…

Que Roth no haya ganado el Nobel también me hizo sentir Indignación  😥 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s