Sheila Levine está muerta y vive en Nueva York/ Gail Parent 

img_0254-1
Año de publicación: 1971 Páginas: 266

“Es que nos hemos vuelto locas? ¿Estamos todas locas? ¿Es que no nos damos cuenta de que las solteras somos un negocio? Hay revistas para nosotras, secciones para nosotras en los centros comerciales.”

¡Hola! Primera relectura del 2017 *wiii*. Este libro me encanta y espero les guste ❤

Mi querida Sheila, está cansada de vivir en un mundo en el que un hombre miente sobre las calorías -de un helado- y de la presión social de no poder casarse, decide suicidarse. Pero, primero deja una extensa carta -no es novela epistolar- a sus padres culpándolos pero siendo indulgente con ellos, narrando: sus avatares para conseguir marido y su desastrosa vida sin ningún pelo en la lengua. ¿Qué tiene para decirnos una chica judía de 30 años y de los 70’s? ¿Qué epifanía ha sido rebelada en su vida para decidirse a tragar pastillas como si fueran caramelitos, mientras espera a la muerte, bien arreglada y con un encaje azul claro?

Han notado que la sociedad, la familia -especialmente las tías- nos inculcan para que seamos asendosas, serviciales, niñas buenas de casa… pero si somos lo contrario nos ponen la cruz y además, constantemente -a cierta edad- ya nos estan reclamando marido e hijos por que no se nos vaya a pasar el tren. O ¿Soy la única que escucha esas voces? ¿Nunca se cansan? ¿estoy loca?

¡Qué! ¿Cómo que no recuerdan? 

Acaso de niñas no les regalaban cocinitas, cochecitos y muñecos de bebes. Los colores impuestos: rosadito, amarillito, moradito. ¿Que cuando te cases? ¿Que cuando tengas hijos? ¡Nos estaban preparando! ¡Mis niñas! ¡Nos estaban preparando! No importa cuánto te esfuerces en estudiar, en tener diplomas si no tienes marido e hijos no podrás decir que eres una mujer hecha y derecha. PECADO

“Acostarme con tantos me ayudó a liberarme de mis complejos sexuales. ¿Qué es eso de que no deje que los chicos me toquen ya sabes dónde, mamá? Da gustito que te toquen ya sabes dónde.”

En principio, el mundo de Sheila gira en torno a la búsqueda de marido. Como un titulo. A la par que lucha por ser una mujer independiente y  creativa, en Nueva York. Se muda con su amiga -Linda- a la gran manzana para conseguir la anhelada independencia; un respiro del hostigamiento que resulta ser su tipica y absorbente  familia judía. Va buscando un trabajo decente pero solo consigue mecanografiar (lo que más odia), citas aburridas y desamores (se enamorá de su amigo gay), competencia innecesaria con otras mujeres y un sin fin de ocurrencias más. Por eso y muchas cosas más, mi querida Sheila decide morir.

La voz de Sheila es sarcástica, graciosa, crítica, y reflexiva con sus pesares. A la vez que critica a esas mujeres solteras, como ella, de hacer todo lo impensable; motivadas, empujadas por la sociedad a encontrar un marido. Pero es conciente que alcanzar su propósito no es sinónimo de felicidad. Sus experiencias son patéticamente  divertidas.

“Ay…¿Qué hicisteis vosotras, mis amigas casadas, aquella noche? ¿Cenar carne asada, gritarles a los niños para que se fueran a dormir y pelear sobre a qué hora te vas tú a dormir porque tú eres más nocturna que él? A mí me suena maravilloso. ¿Hubo sexo? ¿Odiasteis a vuestros maridos porque sois licenciadas universitarias y os habéis pasado todo el día encerradas en casa con un niño de dos años que apesta, al que adoráis pero al que os habéis pasado toda la tarde gritando? ¿Deseasteis en algún momento estar por ahí en una fiesta con un homosexual encantador en lugar de estar sentadas junto a vuestro marido…viendo una película en la televisión? Decidme la verdad, chicas. Queréis divertiros. Estáis cansadas pero no tenéis ánimo para cambios. No vas a dejar a vuestro hombre, ni vuestro acogedor hogar revestido de madera por la buena vida de Sheila.”

Muchos de los temas de esta novela son atemporales. Muchos de los conflictos personales y sociales que tiene que lidiar Sheila -constantemente- los enfrentan mis amigas, mis primas, vecinas y yo.  Parent tal vez escribió este libro en medio de los backstages y camerinos de Carol Burnett sin el objetivo de denunciar o satirizar su época pero queda claro que lo único que le interesaba era contar lo que sucedía  en un momento en que las mujeres estaban bajo mucha presión pero, al mismo tiempo, también se divertían.

Sheila Levine está muerta y vive en Nueva York podría ser la versión ligth y para mujeres de El Mal de Portnoy (libro que leí y no, no me sentí identificada para nada) si prefieren, pero nadie podrá negar que mi amiga Sheila es única y especial ❤

Ha muchos no les cae Sheila, la encuentran cansina o repetitiva. A mi no me parece así, supongo que para gustos los colores. Pero, si les recomendaría algo: leánlo con aquella voz sarcástica e indignada de la vida que hay en cada uno de nosotros,  esa que a veces hace eco en las profundidades de nuestros corazones, mente y sin querer nos hace dibujar una sonrisa. No callen esa voz, porque es sabia. ❤

Canción recomendada:

Anuncios

4 thoughts on “Sheila Levine está muerta y vive en Nueva York/ Gail Parent 

  1. Pues me ha parecido interesantísimo y me lo apunto para leerlo en cuanto pueda.
    Cierto que hay temas que son atemporales, porque la presión a la mujer para que forme un hogar sigue en pie en nuestros días, y es verdad, no importa tu formación ni lo que hayas hecho profesionalmente, sigue habiendo gente de mente estrecha para quien no eres nadie si no tienes maridito e hijitos, y que conste que no lo dice una resentida pero vamos, que es totalmente cierto.
    Me ha gustado muchísimo esta entrada 🙂

    Le gusta a 2 personas

  2. Gracias Su, quisiera creer que las cosas han cambiado. Eduqué a mi hija para que sea independiente y no esté sujeta a convencionalismos sociales y ahora me dice que fue así, porque somos una familia disfuncional. Debe ser verdad porque ella de esas cosas entiende mucho más. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s